¿Está de acuerdo con la venta de la participación de TransMilenio en la Empresa Férrea Regional  S.A.S.?

Publicado por Bogotá Cómo Vamos julio 29, 2016

El actual Plan de Desarrollo plantea la posibilidad de vender la participación de TransMilenio en la Empresa Férrea Regional, que desarrolla los trenes de cercanías con Cundinamarca, para tener más recursos para infraestructura. En nuestra sección "Versus", los concejales Ángela Garzón y Celio Nieves presentan sus argumentos frente a este tema.

Concejal Ángela Garzón – Partido Centro Democrático

  1. La ciudadanía demanda inversión en sectores neurálgicos, pero sin que afecte el bolsillo de los contribuyentes. La respuesta estaría en la enajenación de algunas acciones de empresas en las que el Distrito ha invertido y no hacen parte de la misión misma que debe tener el Estado.
  2. La razón principal para crear y darle permanencia a una sociedad comercial es que tenga alguna vocación para generar ingresos mediante el ejercicio de su objeto. La Empresa Férrea Regional no ha tenido, hasta el momento en sus iniciativas y ejecución de recursos, vocación alguna de generación de ingresos.
  3. La estructuración del REGIOTRAM de occidente, que se encuentra en estudios con la ANI como concedente, no plantea generar ingresos para la empresa.
  4. Desde la entrada del Distrito como socio de la Empresa, con más del 50%, la ejecución de recursos ha consumido la tercera parte de su patrimonio y se ha planteado que necesite pronto una capitalización.
  5. Para el Distrito sigue siendo importante colaborar con Cundinamarca en los distintos proyectos que puedan beneficiar a la región, labor que se seguirá haciendo con el Alcalde Mayor a la cabeza y que no depende en lo absoluto de la permanencia o no en la Empresa.

 

Concejal Celio Nieves - Partido Polo Democrático

No

  1. La Empresa Férrea Regional se debe mantener y fortalecer, ya que aporta a la movilidad y es una importante alternativa de transporte limpio y cumple con dicho objetivo; por lo cual Bogotá debía haber mantenido su participación en la misma.
  2. No fue entregado el estudio técnico especializado por parte de la Administración Distrital de acuerdo a la ley 226 de 1995, por lo tanto el Concejo técnicamente no contaba con la información requerida.
  3. Jurídicamente esta enajenación no podía incluirse en la discusión del Plan de Desarrollo sino que debiera haberse presentado de manera separada en otro acuerdo. Sin embargo, si así hubiese sido también hubiéramos votado en contra de la venta.
  4. El Distrito a cambio de la enajenación debió haberse puesto al frente del desarrollo de la empresa que con seguridad le serviría a la ciudad y a la región en materia social, de movilidad, de integración regional, de protección del ambiente y de generación de recursos en beneficio de las finanzas de la ciudad.