Blog: Espacio publicitario del Distrito se usará para prevenir consumo de drogas

Publicado por Bogotá Cómo Vamos julio 16, 2019

El Concejo de la ciudad aprobó, en primer debate, un proyecto de Acuerdo que busca contribuir a la prevención del consumo de sustancias psicoactivas, legales e ilegales, mediante el uso de espacios publicitarios no utilizados o subutilizados del Distrito, como los paraderos del SITP y el interior de los buses del sistema de transporte masivo.

El Concejo de la ciudad aprobó, en primer debate, un proyecto de Acuerdo que busca contribuir a la prevención del consumo de sustancias psicoactivas, legales e ilegales, mediante el uso de espacios publicitarios no utilizados o subutilizados del Distrito, como los paraderos del SITP y el interior de los buses del sistema de transporte masivo.

Esta iniciativa, que ha sido presentada en 9 ocasiones al Cabildo Distrital, fue aprobada mediante votación ordinaria y se espera su programación para segundo debate en Comisión Plenaria.

La autora principal del proyecto, la concejal Luz Marina Gordillo, expuso que los espacios publicitarios, como los paraderos del SITP, deben cumplir una función social -y no solo ser usados para publicidad comercial- en este caso, la prevención de consumo de sustancias psicoactivas. Explicó, además, que la publicidad debe invitar a pensar y reflexionar, antes de amenazar y juzgar.

El concejal Emel Rojas, por su parte, hizo referencia al incremento en el consumo de alcohol, el cual es más alto en las mujeres y en colegios privados. También se refirió a las drogas sintéticas: “hay muy poco conocimiento sobre ellas por parte de los padres y la comunidad educativa”, dijo e insistió en la urgencia de avanzar en campañas de prevención, sin importar el costo que ello demande.

Según los concejales César García, Juan Felipe Grillo y María Victoria Vargas, la iniciativa se sustenta en el siguiente marco jurídico: por un lado, la Ley 30 de 1986, por la cual se adopta el estatuto Nacional de Estupefacientes y, por otro, el Decreto Distrital 691 de 2011, por el cual se adopta la política pública de prevención y atención del consumo y la prevalencia de la vinculación a la oferta de sustancias psicoactivas en Bogotá.

Respaldo en el Concejo

En la sesión de cabildante estudiantil, explicó el concejal Juan Carlos Flórez, se trató, por tercera vez consecutiva, el tema de drogas; en ella se afirmó que a los jóvenes no les llega información sobre prevención del consumo.

Los concejales Gloria Elsy Díaz y Nelson Cubides también se refirieron al consumo de sustancias en la población joven. Cubides centró su intervención en el consumo de tabaco; según él, éste ocurre en 1 de cada 4 estudiantes. La concejal Díaz, por su parte, afirmó que la publicidad se ha centrado más en el libre desarrollo de la personalidad que en la prevención del consumo de sustancias psicoactivas.

Así mismo, los cabildantes Andrés Forero y Diego Molano insistieron que la comunicación, con fines preventivos, debe enfocarse en los aspectos que realmente transforman las actitudes de los ciudadanos.

El consumo en cifras

  • El concejal César García citó el Estudio Nacional de Consumo de Sustancias psicoactivas de 2016: el 10,5% de los hombres manifestó haber consumido marihuana durante el último año, en 2004; el 8,7% lo afirmó en 2011 y el 9,3%, en 2016. En el caso de las mujeres, el 5,1% manifestó haber consumido marihuana durante el último año, en 2004; el 5,2%, en 2011 y el 7,6%, en 2016.
  • El concejal Juan Felipe Grillo, citando el mismo estudio, hizo referencia al siguiente dato: el 51% de la población considera que es fácil conseguir marihuana, percepción que es mayor entre los hombres. Entre la población escolar, el 16% de los estudiantes declaró haber usado alguna vez sustancias ilícitas, es decir, 2 de cada 6 estudiantes.
  • La concejal Lucía Bastidas señaló que en las localidades de Kennedy, Ciudad Bolívar y Suba se ha registrado el mayor número de capturas por venta de droga a menos de 100 metros de los colegios.
  • Según la concejal Gloría Elsy Díaz, más del 35% de los consumidores que ha recibido algún tratamiento lo abandonó tempranamente.