Blog: Bogotá, una ciudad con potencial turístico

Publicado por Bogotá Cómo Vamos diciembre 5, 2018

Recientemente, se aprobó en la Plenaria del Concejo de Bogotá el proyecto de acuerdo 328, por medio del cual se adoptan lineamientos para la Política Distrital de Turismo. Según los concejales, esta iniciativa permitirá consolidar a Bogotá como un destino turístico en América Latina.

Promover un turismo inteligente, generar productos turísticos auténticos e innovadores, impulsar una gobernanza participativa y desarrollar una red de información turística, con la cual sea posible visibilizar aún más a Bogotá, son algunas de las principales apuestas de la iniciativa aprobada por el Concejo en septiembre pasado y que crea lineamientos para la Política Distrital de Turismo.

Este proyecto, que tomó insumos de un diagnóstico del sector realizado en 2016 por el Instituto Distrital de Turismo (IDT) y la Universidad de los Andes, propone un conjunto de pilares enfocados en una política de turismo menos centralizada que permita la comunicación constante entre los diferentes actores del sector en el Distrito.

Aunque la ciudad ya contaba con una política en el tema, ésta, afirmó el concejal Rolando González, no logró posicionar a la ciudad como un destino turístico estratégico ni tuvo el impacto esperado.

Datos del Instituto Distrital de Turismo (IDT) muestran que el sector representó el 3,3% del PIB de la ciudad en 2014. Para 2015, según el concejal Diego Molano, la ciudad contaba con 3.570 empresas activas en el Registro Nacional de Turismo. “El turismo debe ocupar un lugar central en la economía de la ciudad y no se deben escatimar esfuerzos en su fortalecimiento… Los estudios demuestran que existe una relación directa entre el PIB per cápita, el gasto en turismo y el desarrollo económico”, dijo el cabildante.

Otras cifras de interés, reveladas por el concejal: la llegada de pasajeros aéreos internacionales a Bogotá aumentó un 37,5%, al pasar de 2.964.959 pasajeros en 2013 a 4.078.369 en 2017; la llegada de pasajeros aéreos nacionales en vuelos regulares creció un 19,1%, al pasar de 6.867.200 a 8.180.311 pasajeros. En 2017, en total, llegaron a la capital del país 10.067.288 turistas.

El Censo de Alojamiento y Hospedaje 2018 muestra un crecimiento en la oferta de infraestructura hotelera y turística en Bogotá. Entre 2015 y 2017, por ejemplo, se crearon 161 establecimientos que prestan el servicio de alojamiento en la ciudad. Según el censo, las localidades con mayor crecimiento en el sector hotelero son Teusaquillo, Chapinero y La Candelaria.

Por su parte, el concejal Manuel Sarmiento aseguró que si bien el turismo era un elemento clave para el desarrollo de la ciudad no debe concebirse como el motor de la economía.

Según Sarmiento, en un ejercicio realizado con datos de 179 países se encontró que a mayor dependencia del turismo menor el nivel de ingresos de una nación. “La industria sí es un motor de crecimiento económico y a mayor dependencia de ésta, mayor ingreso”, dice.

Por otro lado, los concejales María Fernanda Rojas, Xinia Navarro, Hollman Morris y Juan Carlos Flórez expresaron su preocupación en torno al impacto del proyecto sobre el medio ambiente y la estructura cultural de la ciudad. Según Rojas, era necesario incorporar lineamientos de respeto a la estructura ecológica de la ciudad y garantizar que se generen beneficios a las comunidades locales.

Si bien el proyecto de acuerdo contó con dos ponencias positivas en la Comisión, varios concejales, entre ellos Manuel Sarmiento (quien rindió ponencia negativa en Plenaria), manifestaron su inconformismo con algunos elementos de la iniciativa.

 

Retos para convertirse en la capital del turismo

Aunque Bogotá cuenta con muchas de las características necesarias para consolidarse como la capital de turismo en el país, presenta un conjunto de retos y desafíos que deben ser superados por la Administración con el fin de poder brindarles a los turistas una experiencia integral.

De acuerdo con el concejal Cesar García, la seguridad es uno de los principales desafíos, por lo cual sugirió establecer zonas seguras ‘pro-turismo’, con el objetivo de que los visitantes puedan acceder a los sitios turísticos de la ciudad sin ser víctimas de la delincuencia. Otro reto es contrarrestar el riesgo de explotación sexual y comercial de niños, niñas y adolescentes, así como de trata de personas.

La concejal Gloria Elsy Díaz indicó, por su parte, que era necesario fortalecer el bilingüismo a través del desarrollo de diferentes programas y proyectos.

Otro de los desafíos es la baja ocupación hotelera que se presenta en la ciudad. Según el concejal Molano ésta fue apenas del 58,56% en 2017 y tiene un fuerte potencial de expansión.

Indicó, de igual forma, que es fundamental ampliar el espectro de países de origen de los turistas que llegan a Bogotá; en particular, es clave fortalecer el turismo por temas de negocios, particularmente de los visitantes europeos, el cual hoy no supera el 15%.