Violencia intrafamiliar: una problemática cada vez más arraigada

Publicado por Bogotá Cómo Vamos mayo 11, 2016

La ciudad debe desarrollar iniciativas para prevenir y erradicar la violencia contra las mujeres, pues aunque existen múltiples acciones de asistencia a las víctimas de violencia, aún es necesario trabajar en la problematización de la figura del agresor, la reflexión sobre las relaciones entre masculinidad y violencia, y acciones concretas de sensibilización y concientización sobre el rol de los hombres en la violencia hacia las mujeres.

Preocupa, pero desafortunadamente no sorprende el reporte entregado por las autoridades durante la celebración del Día de la Madre, en el que se evidencia que entre el viernes a las 6 p.m. y el lunes a las 6 a.m. se presentaron 3.937 riñas, y aunque fueron 317 casos menos que el año anterior, la cifra sigue siendo alarmante. En cuanto a los homicidios, se registraron 17 casos, 3 más que en 2015.

Se debe reconocer que en Bogotá se ha avanzado en el diseño de políticas públicas impulsadas para prevenir, sancionar y erradicar la violencia hacia las mujeres. No obstante, no se ha logrado tener un impacto positivo en el descenso de las cifras y por el contrario, es una problemática que cada vez se arraiga más, especialmente en algunas localidades.

Por ejemplo, en 2015 se registraron 120 homicidios de mujeres, siendo Ciudad Bolívar (18%), Kennedy (17%) y Bosa (11%) donde se presentaron más muertes. Por su parte, las cifras de violencia intrafamiliar evidenciaron 13.164 casos de mujeres, donde las jóvenes entre 20 y 34 años son las más afectadas.

Este contexto le exige a la ciudad desarrollar iniciativas que amplíen la perspectiva de la política pública, como por ejemplo incorporar la reflexión sobre las relaciones entre masculinidad y violencia. La propuesta del Plan de Desarrollo Distrital presenta una apuesta acertada en la promoción y construcción de modelos alternativos de masculinidad lo que podría tener un impacto positivo en los índices de violencia, sin embargo falta mayor contundencia en los procesos y las metas para alcanzar dicho objetivo.