Retos y herencias para el Concejo en 2016

Publicado por Bogotá Cómo Vamos diciembre 16, 2015

El pasado 25 de octubre se llevaron a cabo las elecciones de Alcaldía y Concejo de Bogotá, dejando como resultado general, una renovación en las dos principales instituciones políticas del Distrito Capital.

El Concejo de Bogotá que fue elegido para el próximo periodo legal entre 2016 y 2019, sufrió modificaciones en su conformación. De las 45 curules que hay en esta corporación, 22 de ellas quedaron en manos de concejales que optaron por la re-elección y la lograron, mientras que 23 quedaron en manos de personas nuevas. Además, entraron nuevas bancadas como Centro Democrático, otras sufrieron cambios en el número de integrantes (Partido de la U y Progresistas) y Cambio Radical ganó 9 escaños, quedando como la bancada más numerosa.

Resulta interesante analizar los altos niveles de abstención presentados en esta elección (50,7%) , lo cual podría llegar a ser explicado por la percepción que tienen los bogotanos de esta corporación. Según la Encuesta de Percepción Ciudadana 2015 de Bogotá Cómo Vamos, el Concejo de Bogotá cuenta con una favorabilidad de apenas el 31%, una cifra que es muy baja para una corporación tan importante como esta.
Así mismo, En esta misma Encuesta, solo el 13% de los bogotanos considera que el Concejo realiza una buena gestión, cifra significativamente baja. Es quizá, que por este motivo el voto en blanco tuvo una gran importancia en las pasadas elecciones: 325.514 bogotanos (6,6% de los votos válidos) optaron por la neutralidad en el voto, lo cual deja un precedente muy importante, dado que solo una lista, de 15 inscritas (la de Cambio Radical), pudo superar esta votación.

Estos resultados electorales abren la puerta para analizar si lo que dejó el Concejo saliente influyó en la decisión de los bogotanos en las urnas, y además establece unos retos claros que deberán asumir, con responsabilidad y seriedad, los 45 cabildantes que el 1 de enero de 2016 se posesionarán como concejales de Bogotá.

LO QUE DEJÓ EL CONCEJO 2012-2015

1) Confrontación con la Administración Distrital
• El Concejo saliente mantuvo una relación tensa con la Administración. Esto es resultado de las diversas confrontaciones, que además se convirtieron en un común denominador en los debates, llevando a la desaprobación de múltiples proyectos presentados por la Administración, como es el caso del Plan de Ordenamiento Territorial, la modernización tributaria, las vigencias futuras para los colegios en concesión, entre otros.

2) Aprobación del Cupo de Endeudamiento
• Por un valor de $3,37 billones, el Concejo dio voto positivo en el 2013 al rubro que permitiría realizar obras como el cable aéreo de Ciudad Bolívar y San Cristóbal, el Transmilenio por la Av. Boyacá, entre otros. No obstante, la aprobación de este monto se dio luego de retrasos, ya que la Administración tuvo que volver a presentar el proyecto hasta mayo de ese año, como consecuencia del hundimiento de la primera solicitud de la Administración para ese rubro.

3) Primera línea del Metro
• Con la aprobación de $17,3 billones en el 2015 para el presupuesto, el Concejo dio aval a la negociación que realizaría la Administración con la Nación dentro de un Conpes, el cual concedería la financiación del Metro de la ciudad y de otras obras necesarias. Así pues, $800.000 millones serán destinados exclusivamente a este proyecto que permitirá un mejoramiento en la movilidad de la ciudad.

4) Modificación Excepcional del Plan de Ordenamiento Territorial MEPOT
• Después de no ser aprobada la MEPOT en el Concejo por posibles ilegalidades en la misma, el alcalde Gustavo Petro tomó la decisión de adoptar estas modificaciones por medio del Decreto Distrital 364 de 2013. Durante 7 meses estuvo en vigencia y se expidieron 380 licencias de construcción, hasta que el Consejo de Estado mediante el auto CE 624 de 2014 suspendió provisionalmente los efectos de este, argumentando que la reglamentación de usos del suelo es competencia del Concejo de la ciudad.

5) Impuesto Predial
• El aumento del impuesto predial y las inconformidades de los ciudadanos por los altos costos de sus propiedades, son el resultado de la negativa por parte del Concejo al proyecto de la modernización tributaría, y de la iniciativa tomada por la Administración para incrementar el avaluó de los predios.

6) Destituciones e investigaciones
• La imagen del Concejo queda desvalorada y fuertemente afectada dado que en este último periodo 11 concejales tuvieron vínculos con casos investigados por la ley. De ellos, 5 concejales salieron de la corporación por tener nexos con el carrusel de la contratación (Andrés Camacho Casado, Orlando Parada, Jorge Salamanca, José Juan Rodríguez y Ómar Mejía), además de tener aún en investigaciones a 3 concejales reelegidos (Jorge Durán, Julio César Acosta y Antonio Sanguino) y 3 salientes (Severo Correa, Fernando López y Javier Palacio).

Fuerzas políticas del actual Concejo

Terminando el periodo del alcalde Gustavo Petro, pueden definirse dos momentos principales en sus relaciones con el Concejo. Durante los dos primeros años, la Administración gozó del apoyo de la bancada Progresista, y del Polo Democrático Alternativo. Los concejales del MIRA y la ASI declararon su independencia desde su posesión y acompañaron al Alcalde en pocos proyectos, por ejemplo, las políticas generadas desde la Secretaría de la Mujer. La U, junto con Cambio Radical y algunos miembros del Partido Liberal fueron quienes se opusieron a las iniciativas de la Administración. El resto del Concejo (Partido Verde, Partido Conservador) acompañó pocas iniciativas de la Administración, pero mantuvo su distancia.

Ahora bien, en los dos últimos años de este mandato las relaciones se vieron afectadas, principalmente debido a la fusión entre Progresistas y el Partido Verde para formar la Alianza Verde. Los Progresistas que, hasta mediados del 2014 habían defendido la labor de la Administración como Carlos Vicente de Roux, Diego García o Carlos Roberto Sáenz, se distanciaron. Sin base de apoyo en el Concejo, el Alcalde ha cumplido los dos últimos años de su mandato encontrando poco apoyo a sus iniciativas y siendo objetivo de frecuentes denuncias y debates de control político.

Conformación del nuevo Concejo

• La elección del pasado 25 de octubre dejó como resultado un Concejo con caras nuevas. De los 45 cabildantes que entrarán a ejercer en enero, 23 de ellos llegan por primera vez.

• Bancadas
o Cambio Radical: 9 concejales
o Centro Democrático: 6 concejales
o Partido Liberal: 6 concejales
o Alianza Verde: 6 concejales
o POLO: 5 concejales
o Partido de la U: 4 concejales
o Partido Conservador: 3 concejales
o MIRA: 2 concejales
o Libres: 1 concejal
o Progresistas: 1 concejal
o ASI: 1 concejal
o Opción Ciudadana: 1 concejal

Fuerzas políticas de cara al Periodo 2016-2019

De acuerdo a lo que se conoce públicamente, el alcalde electo Enrique Peñalosa tendría un panorama optimista con el Concejo de Bogotá, al contar con el apoyo de 2 bancadas mayoritarias (Cambio Radical y Centro Democrático) y una minoritaria (Partido Conservador), sumando una fuerza de 18 concejales, y deberá buscar consolidar la cercanía de la bancada de la Alianza Verde con el fin de obtener la mayoría de la corporación. La oposición será ejercida por la izquierda representada en 6 concejales (5 del Polo y 1 de Progresistas) lo que significa que será una fuerza muy tenue. Ahora bien, está a la expectativa de lo que puedan llegar a decidir las bancadas que acompañaron al candidato Rafael Pardo en la campaña a la Alcaldía (Partido Liberal, la U y el MIRA), que en conjunto representan 12 concejales, además de los 3 concejales que se pueden considerar como independientes (ASI, Opción Ciudadana y Libres).

o Aprobación: Cambio Radical, Partido Conservador y Centro Democrático (18 concejales)
o Cercanos a la aprobación: Alianza Verde (6 concejales)
o Oposición: POLO Democrático y Progresistas (6 concejales)
o Expectantes: Partido Liberal, Partido de la U, MIRA (12 concejales)
o Independientes: ASI, Opción Ciudadana y Libres (3 concejales)

RETOS DEL CONCEJO DE BOGOTÁ 2016-2019

1) Gobernanza-gobernabilidad con la Administración Distrital

• El Concejo entrante debe superar la herencia de una relación de discordia con la Administración con el fin de mejorar la gobernanza y la gobernabilidad de la ciudad. Las fuerzas políticas que se están integrando y se lleguen a consolidar en este nuevo periodo, podrían llegar a tener un clima favorable al gobierno Peñalosa. Ahora bien, el Concejo debe ser muy cuidadoso en que su buena relación con el Distrito, no afecte la calidad de su principal función: el control político.

2) Plan de Desarrollo
• El seguimiento a las propuestas de campaña de Enrique Peñalosa será el primer gran reto del nuevo Concejo, entre ellas, los compromisos que asumió en sus primeros 100 días de mandato. El plan de gobierno con el que se eligió, debe quedar plasmado en su totalidad en el Plan de Desarrollo que se discute en los primeros 4 meses del 2016. La participación activa de los concejales en la construcción de este Plan será de vital importancia para la calidad de vida de la ciudad.

3) Plan de Ordenamiento Territorial (POT)
• Sacar adelante lo que serán las normas de planeación urbana y de usos del suelo de Bogotá durante los próximos 12 años. El Concejo debe aportar a la construcción de este documento y en la discusión sobre la visión que la ciudad tendrá para el futuro, hacerle seguimiento y control a lo que se definirá en los diversos planes maestros, además de darle trámite y aprobación.

4) Elección de Contralor y Personero Distrital
• Es de vital importancia que el Concejo supere temas políticos y logre elegir las cabezas de los entes de control distritales que sean realmente independientes a las fuerzas políticas, y que a su vez se discuta la idea surgida en campaña, sobre la posibilidad de que estos funcionarios sean de una orientación distinta al Alcalde Mayor, con el fin de darle una mayor fortaleza institucional al control que se ejerce.

5) Imagen del Concejo: transparencia
• Según la Encuesta de Percepción Ciudadana 2015 de Bogotá Cómo Vamos, el Concejo de Bogotá tiene una favorabilidad del 31%, y el 13% de los bogotanos considera que esta corporación realiza una buena gestión. Esto demuestra que la percepción que la ciudadanía tiene del Concejo no es buena, lo cual impone una presión sobre los nuevos integrantes en mejorar su visibilidad y percepción frente a los bogotanos, además de superar la ‘mancha’ que dejó el carrusel de la contratación.

TOP 10 CONCEJALES MÁS VOTADOS

1. Horacio J. Serpa (Liberal) – 36.942 votos
2. Gloria S. Díaz (Mira) – 33.845 votos
3. Juan Carlos Flórez (ASI) – 33.014 votos
4. Hollman Morris (Progresistas) – 25.651 votos
5. Germán García (Liberal) – 25.447 votos
6. Yefer Vega (Cambio Radical) – 23.914 votos
7. César García (Cambio Radical) – 23.507 votos
8. Julio C. Acosta (Cambio Radical) – 21.399 votos
9. Nelly P. Mosquera (Partido de la U) – 21.186 votos
10. Celio Nieves (Polo) – 19737 votos

MAPA ELECTORAL DEL CONCEJO DE BOGOTÁ 2016 – 2019

mapa Concejo por localidades