Proyectos integrales, no solo obras públicas

Publicado por Bogotá Cómo Vamos agosto 27, 2018

Las intervenciones físicas en la ciudad, a través de obras de infraestructura, no pueden plantearse como proyectos aislados, en sectores específicos y con fines determinados. Cada vez que se formule un proyecto es necesario pensarlo de manera integral y desde diferentes ámbitos.

Omar Oróstegui Restrepo 

Director Bogotá Cómo Vamos

director@bogotacomovamos.org

Las intervenciones físicas en la ciudad, a través de obras de infraestructura, no pueden plantearse como proyectos aislados, en sectores específicos y con fines determinados.

Cada vez que se formule un proyecto es necesario pensarlo de manera integral y desde diferentes ámbitos; considerar si genera oportunidades de desarrollo; articularlo con la dinámica urbana y medir su impacto en todas las fases de ejecución. Algo muy importante: debe comunicarse a la ciudadanía de forma clara y oportuna antes de ponerlo en marcha.

Cualquier intervención urbana deriva en impactos ambientales, sociales, económicos y de movilidad. Incluso, la salud de la población que reside o trabaja en el área de influencia del proyecto puede verse seriamente afectada. De allí la necesidad de crear acciones que ayuden a mitigar los efectos negativos que éste pueda traer consigo.

Una visión amplia del mismo significa entenderlo y estructurarlo más allá de una solución específica, por ejemplo, a un problema de movilidad, de acceso a la educación o a servicios de salud, pues la construcción de nuevas troncales o de equipamientos no necesariamente trae beneficios para la ciudad y sus habitantes.

Una intervención urbana integral debe ir en armonía con el entorno y el patrimonio cultural e histórico de la ciudad; debe ser ambientalmente sostenible; debe mejorar y renovar el espacio público, crear orden e incorporar elementos innovadores. Es clave, particularmente, que tenga en cuenta las propuestas ciudadanas.

El desarrollo urbano de Bogotá, sin duda, requiere articular entidades, esfuerzos y propósitos hacia un mismo fin: mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

* Columna de opinión del director publicada en el Diario ADN