¿Estamos preparados para las emergencias?

Publicado por Bogotá Cómo Vamos febrero 10, 2016

Ante incendios, inundaciones y deslizamientos debe existir una política de gestión del riesgo que permita evitar tragedias y mitigar las consecuencias de las emergencias que se presenten en Bogotá.

Durante cinco días los Cerros Orientales de Bogotá ardieron, arrasando por lo menos 25 hectáreas de bosque y dejando un aire contaminado que alcanzó a generar alerta amarilla en toda la ciudad. Es importante preguntarse ¿Qué tan preparada está la ciudad para hacerle frente a este tipo de emergencias?

Y es que no se trata solo de incendios, el fenómeno del Niño está generando estragos ambientales que requieren de acciones inmediatas, pero desde ya también hay que pensar cómo se va a afrontar la época de invierno, especialmente la atención a las familias afectadas por deslizamientos e inundaciones.

Según información del Idiger, en 2014, 3.904 hectáreas en Bogotá presentaban alto riesgo de deslizamiento, siendo las localidades de Ciudad Bolívar y Usaquén las más vulnerables. En cuanto a las inundaciones, 1.869 hectáreas tienen alta probabilidad de verse afectadas por las fuertes lluvias, en la lista de mayor riesgo están Suba, Engativá y Bosa.

El Distrito debe generar políticas de gestión de riesgo para reaccionar ante este tipo de fenómenos que son afrontables, si se tiene un plan claro de acción. Para esto es fundamental trabajar de la mano de los ciudadanos, ya que 22,6% consideró que la Administración no estaba haciendo frente a las problemáticas del cambio climático, según la pasada Encuesta de Percepción Ciudadana, y el 43% quería tener más información sobre este tema. Esto muestra que gran parte de la gestión del riesgo debe ir encaminada a que los ciudadanos conozcan sobre el cambio climático, cómo los afecta y de qué manera pueden actuar para reducir sus efectos.