En búsqueda de la modificación del cobro del impuesto predial unificado

Publicado por Bogotá Cómo Vamos junio 16, 2015

Tema: Proyecto de Acuerdo no. 213 que busca modificar el cobro del Impuesto Predial Unificado Autores de Proyecto: Concejales Lucía Bastidas, María Clara Name, Hosman Martínez y Nelly Patricia Mosquera ¿Cuándo?: 02 de junio de 2015 ¿Qué? Primer debate del Proyecto de Acuerdo

¿Qué expusieron los concejales?

El proyecto de Acuerdo presentado había causado gran controversia en su primer debate, por lo cual no fue posible agotar su discusión en la primera sesión en la que fue programado. Por tanto, su continuación fue programada para el pasado 2 de Junio.

La concejal María Victoria Vargas Silva, de la bancada del Partido Liberal, se refirió a las acusaciones de la prensa, según las cuales los concejales que habían expresado dudas sobre el proyecto habrían obrado de manera populista. Para la concejal, el proyecto de Acuerdo no puede seguir su trámite en la Corporación, toda vez que el Estatuto Orgánico de Bogotá establece claramente que los proyectos que reformen tributos en la Ciudad únicamente pueden provenir de la iniciativa de la Administración Distrital.

Así pues, argumentó que el Concejo no tiene las atribuciones de ley necesarias para expedir normas como el proyecto en mención, máxime cuando los concejales ejercen como funcionarios públicos y, por principio de legalidad, únicamente pueden hacer aquello que la Constitución y la Ley les permitan.

El Concejal Juan Carlos Flórez, de la bancada de la ASI, hizo eco a los comentarios de la concejal Vargas Silva, en el sentido que, según él, la ley es muy clara en establecer que la iniciativa legislativa en proyectos que reformen tributos es exclusivamente potestad de la Administración. Expresó adicionalmente que, si bien hay muchas cosas que él personalmente estimaría convenientes hacer, las atribuciones de ley del Concejo no permiten la ejecución de muchas de ellas, incluyendo la reforma del Impuesto Predial. Si bien el concejal Flórez aplaudió la voluntad de intervenir en problemáticas importantes de la ciudad, subrayó que esta voluntad no puede en ningún momento pasar por delante del Derecho.

Adicionalmente, el concejal expuso que la Corte Constitucional ya se ha expresado en repetidas ocasiones sobre el asunto y que la única excepción posible a la norma se configura si la Administración Distrital avala y acompaña el Proyecto, subsanando así el vicio anteriormente configurado. Sin embargo, la Administración no ha emitido en ningún momento concepto favorable a la iniciativa.

Los concejales Celio Nieves del Polo Democrático y Yezid García de la Alianza Verde, coincidieron con los argumentos de los concejales Vargas y Flórez, asegurando que si bien existe consenso sobre la problemática de los aumentos al impuesto predial, la Corporación haría mal en ignorar las disposiciones legales que le regulan.

Los concejales Lucía Bastidas (Alianza Verde), Darío Fernando Cepeda (Cambio Radical) y Sandra Jaramillo (Partido de la U) se opusieron a la interpretación de los cuatro concejales mencionados, al considerar que no existe norma alguna que prohíba al Concejo intervenir en asuntos de construcción de ciudad, y que no existe por el momento ilegalidad, dado que el proyecto está apenas surtiendo trámite. Adicionalmente, la concejal Jaramillo dejó constancia de que esta situación se había presentado anteriormente con la expedición de la Estampilla de la Universidad Pedagógica Nacional, sin que ello influyera en las decisiones del Concejo.

Este mismo argumento fue retomado en parte por el Concejal Miguel Uribe Turbay del Partido Liberal, que expresó su apoyo al proyecto, pero dejó claridad que lo apoyará en Comisión, esperando que la Administración le otorgara su aval para el momento en que llegue a segundo debate. Sin embargo, el concejal dejó claridad que, de no existir el aval en segundo debate, la Corporación tendría que votar en contra del proyecto, pues la norma contendría un vicio sin subsanar.

¿Qué responde la Administración?

La Administración respondió en una breve intervención que reafirmaba sus conceptos negativos anteriormente presentados y que no avalaba el Proyecto de Acuerdo.

¿Qué viene?

El proyecto fue aprobado para pasar a Segundo Debate en Plenaria con siete votos a favor y cuatro en contra. Sin embargo, con las amplias dudas expuestas sobre la potencial ilegalidad de la iniciativa y sin un cambio de posición en la Administración, el proyecto podría encontrar serios problemas para ser aprobado en Plenaria, y aún si lo fuere, existen altas probabilidades de que sea objetado por el Alcalde por razones de ilegalidad.