Elección de personero de Bogotá, ¿por convocatoria pública o meritocracia?

Publicado por Bogotá Cómo Vamos diciembre 16, 2015

Conozca las razones por las que el Movimiento Político MIRA propone que la elección del personero de Bogotá sea por meritocracia, mientras que otros cabildantes de bancadas como el Partido Liberal, insisten en que la elección debe seguir siendo por convocatoria pública.

El pasado martes 8 de diciembre, el Concejo de Bogotá aprobó los proyectos de acuerdo 348, 390, 399 y 400 de 2015, acumulados por unidad de materia, en los cuales se reitera la utilización de la convocatoria pública para la elección del Personero Distrital, a pesar del mandato legal contenido en el artículo 35 de la Ley 1551 de 2012, declarado exequible por la Corte Constitucional en Sentencias C-100 y C-105 de 2013, según el cual “Los Concejos Municipales o distritales según el caso, elegirán personeros para periodos institucionales de cuatro (4) años, dentro de los diez (10) primeros días del mes de enero del año en que inicia su periodo constitucional, previo concurso público de méritos de conformidad con la ley vigente.”

El acuerdo fue aprobado a pesar de la oposición de gran parte del Concejo, que pedía se implementara una proposición sustitutiva promovida por el concejal Jairo Cardozo, que modificara la normatividad distrital para elegir al personero de conformidad con la ley 1551.

¿Qué expusieron los concejales?
Las concejalas Soledad Tamayo y Jimena Toro, ponentes del proyecto, emitieron una ponencia positiva conjunta, en el entendido que, siendo Bogotá un Distrito Especial que no fue explícitamente mencionado en la Ley 1551, no debía necesariamente regirse por los procedimientos de elección ahí consignados. Esto se debe principalmente a que el Decreto 1421 de 1993, que estableció el régimen especial para Bogotá, señala que no es predicable para la capital aquello que se establece para los municipios. Las ponentes, y en especial la concejal Tamayo, de la bancada Conservadora, señaló que la convocatoria pública permite la transparencia y garantiza la participación en condiciones de igualdad para todos los candidatos.

El concejal Germán García también emitió una ponencia positiva ya que, a su modo de ver, la ley 1551 no tiene porque aplicarse en Bogotá, ya que no tendría, según él, competencia el Congreso para dictar estas disposiciones para el Distrito.

Los Concejales María Victoria Vargas y Miguel Uribe del Partido Liberal, apoyaron la convocatoria pública como método de elección porque, según ellos, es muy importante que exista un grado de discrecionalidad para el elector, que en este caso es el Concejo Distrital. Esto no significa que se deba excluir la meritocracia, que debe ser garantizada en todo momento, aún bajo la modalidad de convocatoria pública. Se añadieron además a la original interpretación del concejal saliente García Zacipa, al entender la ley 1551 como aplicable de forma exclusiva a los municipios.

Opuestos a estos argumentos se mostraron los concejales de la Alianza Verde Carlos Vicente de Roux, Antonio Sanguino, Álvaro Argote del Polo, Clara Sandoval de la U y Jairo Cardozo del MIRA.

Para estos concejales el concurso de méritos es el único método de elección que garantizaría una elección transparente y que se alejara de las formas tradicionales de la política, que están en deuda de ser saneadas. El concejal de Roux calificó las propuestas del acuerdo como una “meritocracia incompleta”, que resultaría problemática, al no poder garantizar la idoneidad de los candidatos.

Jairo Cardozo sostuvo durante todo el debate que la ley 1551 era de obligatorio cumplimiento, y que el concurso de méritos debería aplicarse en Bogotá en aras de la democracia y las buenas prácticas. En ese sentido, volvió a presentar la proposición sustitutiva que había presentado anteriormente en comisión (y que había sido negada) para que el acuerdo incluyera una elección de personero que incluyera el previo concurso de méritos. Sin embargo, la proposición de Cardozo fue negada por 22 votos contra 19.

¿Qué viene ahora?
Existe una alta probabilidad de que el Alcalde objete el proyecto por asuntos de legalidad. De no ser así, el concejal Jairo Cardozo dejó claro a los medios de comunicación que él se encargaría de demandar el acuerdo, toda vez que le parece que adolece de serios vicios.

En principio, el Concejo deberá elegir al nuevo personero entre el 1 y el 10 de enero del próximo año.