Día Sin Carro y Sin Moto

Publicado por Bogotá Cómo Vamos febrero 8, 2019

Hoy, casi dos décadas después, no se ha logrado el efecto esperado, pues el parque automotor de carros y motos viene creciendo de forma vertiginosa en la ciudad: entre 2008 y 2017, los vehículos particulares crecieron en un 95% y las motos, en un 228%. Por su parte, el parque automotor del transporte público apenas creció en un 13%.

Omar Oróstegui Restrepo 

Director Bogotá Cómo Vamos

director@bogotacomovamos.org

En diciembre del 2000, con el decreto 1098, el Alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, hizo efectiva la consulta popular que se realizó en octubre de ese año y que invitó a los capitalinos a votar, a favor o en contra, del ‘Día Sin Carro a partir del 2001’.

Ganó el Día Sin Carro. Desde entonces, se prohibió la circulación de vehículos automotores en la ciudad el primer jueves del mes de febrero de todos los años, entre las 6:30 a.m. y las 7:30 p.m.

El objetivo era impulsar la movilidad sostenible en Bogotá: ‘bajar’ a los ciudadanos de sus vehículos particulares y ‘subirlos’ al transporte público y a medios no motorizados como la bicicleta. También, estimular su desplazamiento a pie.

Hoy, casi dos décadas después, no se ha logrado el efecto esperado, pues el parque automotor de carros y motos viene creciendo de forma vertiginosa en la ciudad: entre 2008 y 2017, los vehículos particulares crecieron en un 95% y las motos, en un 228%. Por su parte, el parque automotor del transporte público apenas creció en un 13%.

La más reciente Encuesta de Percepción Ciudadana, que anualmente realiza el programa Bogotá Cómo Vamos, también refleja esta tendencia: mientras en 2017 el 8% de los ciudadanos afirmaba movilizarse, principalmente, en vehículo privado, en 2018 lo manifestó el 13%. Respecto a la moto, se mantiene en un 8% el porcentaje de bogotanos que la utiliza como principal medio de transporte.

De acuerdo con datos del Observatorio de Movilidad, el 12% de los viajes en la capital se realiza en automóvil particular y el 5%, en moto.

A pesar de estas cifras, es importante destacar que ha crecido el porcentaje de quienes afirman utilizar la bicicleta como su principal medio de movilidad: así lo aseguró el 1% en 1998 y el 9% en 2018. Según cifras oficiales, diariamente se realizan en Bogotá 635.431 viajes en cicla.

Es necesario seguir trabajando por ampliar y mejorar el transporte público, cuyo servicio hoy genera una baja satisfacción (13% para TransMilenio y 25% para SITP), e incentivar el uso de medios no motorizados para consolidar una movilidad sostenible en la capital.

* Columna de opinión del director publicada en el Diario ADN