¿De la prohibición a la regulación?

Publicado por Bogotá Cómo Vamos julio 16, 2019

Las aplicaciones móviles han encontrado en la movilidad urbana una oportunidad de negocio. Los vacíos legales en el tema y la insatisfacción de los ciudadanos con el transporte público tradicional -que hoy presenta falencias en la calidad del servicio y problemas de seguridad para sus usuarios- han creado el terreno propicio para la operación de estas nuevas tecnologías en Bogotá y en otras capitales del país.

Omar Oróstegui Restrepo 

Director Bogotá Cómo Vamos

director@bogotacomovamos.org

Las aplicaciones móviles han encontrado en la movilidad urbana una oportunidad de negocio. Los vacíos legales en el tema y la insatisfacción de los ciudadanos con el transporte público tradicional -que hoy presenta falencias en la calidad del servicio y problemas de seguridad para sus usuarios- han creado el terreno propicio para la operación de estas nuevas tecnologías en Bogotá y en otras capitales del país.

El principal reto que trae consigo esta nueva forma de desplazamiento es la urgencia de actualizar la legislación, sin perder de vista la competencia regulatoria y sancionatoria que tiene el Estado frente a las empresas y personas que están prestando este servicio público. Lo anterior implica exigirles, entre otros, el cumplimiento de requerimientos mínimos para operar, donde se garantice los derechos al consumidor en un mercado cada vez más competitivo.

No se pueden pasar por alto las obligaciones tributarias de dichas empresas y su responsabilidad ante siniestros viales.

La solución, inevitablemente, pasa por el Congreso y la Nación. El Distrito tiene poco margen de maniobra más allá de regular el número de cupos para los taxis, fijar las tarifas de prestación del servicio y sancionar a quien preste un servicio público de manera ilegal.

De otro lado, preocupa el impacto que estaría teniendo el auge de estas aplicaciones en el aumento del parque automotor de vehículos particulares, dado que las personas han encontrado en ellas una oportunidad de trabajo no formal para incrementar sus ingresos, tema que debe estudiarse y tenerse en cuenta en el debate para una movilidad sostenible.

* Columna de opinión del director publicada en el diario ADN