Blog: ¿En qué va el Sistema de Bicicletas Públicas de Bogotá?

Publicado por Bogotá Cómo Vamos agosto 2, 2018

El sistema tiene como objetivo atender las necesidades de movilidad de la ciudad. A la fecha, se realizan, en promedio, 850 mil viajes en bicicleta al día.

La implementación de un sistema de bicicletas públicas en Bogotá es, sin duda, una apuesta de ciudad que tendría gran impacto en la movilidad.

Hoy, 1 de cada 10 bogotanos utiliza la bicicleta como su principal medio de transporte. Cada día se realizan, en promedio, 850.000 viajes en la capital, un 33,8% más respecto a 2015, año en el que se hicieron 635 mil viajes.

El objetivo es que la movilidad en bicicleta se integre al Sistema Integrado de Transporte Público (SITP). Sin embargo, hay un escollo por superar: la ausencia de garantías de seguridad para los ciclistas. Diariamente, se roban 14 bicicletas y en temas de accidentalidad, preocupan las cifras: entre 2007 y 2017, fallecieron 576 ciclistas y 11.100 resultaron lesionados.

Solo el año anterior, según el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses (INMLCF), se registraron 370 muertes de biciusuarios en todo el país.

Durante las últimas semanas, los concejales de la ciudad han realizado debates de control político a la implementación del sistema de bicicletas públicas. Varios de ellos han manifestado su preocupación por los retrasos en la ejecución del cronograma que pondrá en funcionamiento dicho sistema y por la Alianza Público Privada (APP) por medio de la cual se pretende implementar.

Datos de la Red de Ciudades Cómo Vamos, resaltados por la concejal Lucía Bastidas, muestran que Bogotá es la ciudad con mayor uso de la bicicleta (9% de los ciudadanos) frente a otras ciudades como Manizales (1%), Barranquilla (2%) y Medellín (1,7%). Según la Encuesta de Percepción Ciudadana del programa, el 85% de los capitalinos que usan la cicla como principal medio de transporte están satisfechos con ella.

A pesar de los avances que ha tenido Bogotá en la construcción de infraestructura para las bicicletas, afirman los cabildantes, se requieren mayores esfuerzos que garanticen su uso. Cifras mencionadas por el concejal Diego Devia afirman que hoy existen 480 kilómetros de ciclorruta y 4.800 cicloparqueaderos.

La falta de iluminación en las ciclorrutas, el mal estado de la infraestructura vial y a la ausencia de presencia policial en los tramos de la ciclorruta son otros problemas que enfrentan los biciusuarios, recalca el concejal Pedro Javier Santiesteban.

La bancada del Partido Conservador insistió, por su parte, en la importancia de que el Distrito desarrolle estrategias que contribuyan a la seguridad de los biciusuarios, con un fuerte componente pedagógico y una promoción del autocuidado.

Dudas frente a la implementación del sistema de bicicletas públicas

El objetivo del sistema y la naturaleza de la Alianza Público-Privada para implementarlo generan varias dudas en el Concejo. Si bien su puesta en marcha es importante y necesaria, afirmó el concejal Diego Molano, es necesario que la Administración defina cuál es el verdadero objetivo de crear un sistema público de bicicletas y establezca la población a la cual iría dirigido (que, según Molano, podría ser alrededor de 1 millón 300 mil usuarios).

De igual manera, el cabildante pidió mayor claridad sobre el modelo de sistemas de bicicletas que se pretende implementar en la ciudad. El concejal expuso tres modelos básicos que hoy existen en el mundo: propiedad pública-operación pública (como el de Medellín), propiedad pública-operación privada (como en Barcelona, modelo en el cual el gobierno es el dueño de los activos pero la operación la hace un privado; se paga una tarifa por el número de viajes y bicicletas operadas) y propiedad privada-operación privada (existe en Nueva York y, bajo este modelo, la publicidad es un mecanismo de financiación de vital importancia).

Frente a la naturaleza de la APP y los actores involucrados, la concejal María Fernanda Rojas sostuvo que BCycle, la empresa que inspiró esta iniciativa, tuvo problemas legales y financieros en Chile. Por ello, le pidió a la Administración revisar cuidadosamente, en la etapa de factibilidad, la capacidad de la empresa para adelantar el proyecto. En cuanto a patrocinadores y publicidad agregó que no existe claridad sobre qué entidad estaría dispuesta a financiar el sistema.

Por su parte, la Bancada del Partido Verde anotó que, en el caso de implementar un sistema de bicicletas públicas donde no haya asignación de recursos públicos, se asumirían un conjunto de riesgos financieros que podrían generar la insolvencia del sistema.

Los concejales mencionaron que este tipo de sistemas se financian a través de tarifas, patrocinadores y publicidad, herramientas que podrían generar problemas para Bogotá. Con respecto a las tarifas, el concejal Jorge Torres advirtió que en la ciudad existen limitaciones por los bajos niveles de bancarización.

Finalmente, la bancada de la Alianza Verde aseguró que Bogotá tiene una concesión de Eucol para los paraderos, la cual establece que no se puede poner publicidad a menos de 120 metros de los paraderos. En ese sentido las estaciones de bicicletas públicas no podrían estar cerca de los paraderos del SITP, lo que sería incongruente con un sistema de transporte público que pretende ser multimodal y eficiente.

¿Qué responde la Administración?

Frente a los comentarios de los cabildantes, el Secretario de Seguridad, Jairo García, sostuvo que ha venido en aumento el número de policías en las ciclorrutas, pasando de 64 en 2 tramos a 200 en 23 tramos en las 10 localidades que presentaron mayor aumento del delito.

Durante el primer trimestre de 2018, el grupo de ‘Policía en Bici’ ha realizado: 77 campañas de prevención en ciclorrutas, 2.660 registros a personas en bicicleta, 5.946 revisiones de antecedentes a personas y recuperación de 78 bicicletas con apoyo de la Policía Metropolitana de Bogotá.

En el tema puntual de la Alianza Público Privada (APP), el Secretario de Movilidad, Juan Pablo Bocarejo, afirmó que, por ser una iniciativa privada, el Distrito no tendrá que poner recursos y que la ejecución del proyecto vía APP permitirá una adecuada distribución de los riesgos del proyecto.

Según el funcionario, el autor de la iniciativa es B-Cycle Latam S.p.A, una sociedad chilena que opera el Sistema Intercomunal de Bicicletas Públicas de Santiago, ciudad en la que el modelo empezó a funcionar en octubre de 2013. Para 2016, operaba en 14 comunas de Santiago, tenía 200 estaciones, 2.000 bicicletas y 37.000 usuarios.

De acuerdo con lo expuesto por Bocarejo, en octubre del año pasado BCycle radicó la propuesta de factibilidad; en noviembre, la Secretaría Distrital de Movilidad (SDM) contrató a la Financiera de Desarrollo Nacional (FDN) para hacer la validación y en diciembre, la FDN inició la validación de la iniciativa.

Respecto al cronograma en 2018, para julio se esperaba el inicio del trámite ante entidades estatales (IDIGER, SHD, MHCP, SDP y Consejo de Gobierno); en septiembre, se tiene previsto publicar los estudios y el acuerdo con el originador en el SECOP, así como la solicitud de expresiones de interés. Hacia el mes de noviembre se planea iniciar el proceso de selección del concesionario y, a finales de 2018, se estaría firmando el contrato si no hay más interesados, a fin de que en enero de 2019 se dé inicio de todo el montaje y la operación del Sistema de Bicicletas Públicas.

El debate en el Concejo no ha concluido. Se espera la intervención de otros miembros de la Administración y de otros concejales, quienes plantearán sus dudas y harán aportes en torno a la implementación de un Sistema de Bicicletas Públicas que, de acuerdo con lo expresado por la mayoría de los cabildantes, la ciudad necesita con urgencia.